¿Como se llama la obra? El rock está muerto

Primer acto, muere Lemmy Kilmister / Segundo acto, muere David Bowie / Tercer acto, muere Tom Petty ¿Como se llama la obra? "El rock está muerto" ¿Esa lapidaria afirmación se corresponde con los megafestivales, el número de sus seguidores y de sus plataformas de emisión?

Buscar Por

d

David Bowie

Hubo un día, en alguna redacción de algún Medio especializado en música, en el que algún periodista se arrogó la afirmación de que el rock estaba muerto. No sabemos con exactitud si este señor estaba en retiro y se quiso llevar el título de su vida consigo mismo, si ese Medio vendía poco y necesitaban tirar una bomba de portada para repuntar su tirada, o tal vez estaba convencido de que esta frase (digno nombre de película hollywoodense) era la neta verdad.

 

Tom Petty

Ahora bien, el rock ¿es un par de nombres – de grandes artistas – o es un cúmulo de sucesos que se desencadenan socio/artística/culturalmente? El rock era contestatario en los ´60 y ´70  porque las juventudes también lo eran. ¿Hoy los jóvenes no son más rebeldes? Si, pero las herramientas o las formas han cambiado, no pretenderemos expresarnos en el 2017 como se hacía en los Estados Unidos de Vietnam, el Reino Unido de Thatcher o la Argentina del “Algo habrán hecho”.

Hay una idea en la atmósfera que dice que el rock se convirtió en un negocio. La realidad es que Elvis era taquillero, rockstar y bestia hitera en los 50´; que los Beatles eran una máquina de vender discos en los ´60; pero si no logramos conformar públicos, podemos sostener esta misma idea con: Rolling Stones, Led Zeppelin, Pink Floyd, The Who, Queen, Black Sabbath y así podríamos nombrar bandas hasta que realmente el rock muera.

Otra afirmación habla del “sonido”, ¿De Rock? En los ´50 reinaban los pioneros, Chuck Berry, Little Richards, Jerry Lee Lewis, Elvis Presley. Ya para los ´60, los ingleses tomaron la posta con la “British Invasion”, en los ´70 empieza la segregación con los géneros, los ´80 y los subgéneros, los ´90 meten las movidas de los “post” y los “neo”, los 2000 – a su vez- dan continuidad a estas tendencias, que terminan diciéndonos una sola cosa: el movimiento, siempre estuvo en movimiento (sic).

La peor foto de un rockero, es la de convertirse en ese ser al cual él se opuso en algún momento; que le dio razón de ser a su postura o que le permitió identificarse con algo o alguien en este mundo.

Con respecto a datos de consumo de música en el mundo:

La industria mundial de la música grabada creció 1.100 millones en 2016 para alcanzar la cifra de los $16.100 millones, el crecimiento más grande que se ve en más de 15 años.

Estos datos se desprenden del estudio desarrollado por Midia Research. Este aumento supone un crecimiento del 7% respecto 2015. La clave de este crecimiento lo encontramos, obviamente, en los ingresos del streaming que llegaron a $5.400 millones, creciendo un 57% respecto 2015. Los suscriptores a los servicios de streaming crecieron en 38 millones respecto 2015, con Spotify representando el 43% de los 106.3 millones de suscriptores en todo el mundo.

Mark Mulligan, de MiDIA, comentó acerca de estos números: “La industria de la música grabada cambió de marcha en 2016 y los ingresos parecen estar en una trayectoria ascendente en los próximos años”. Pero en este sentido apunta: “Sin embargo, el streaming tendrá que trabajar más duro para compensar el impacto de las disminuciones del formato como ilustra el descenso del 18% de los ingresos de descarga en 2016. Si el streaming puede superar la caída de descargas y los ingresos de CD, entonces los buenos han llegado“.

Fuente: industriamusical.com.es

En Europa, la asistencia a los festivales sigue creciendo:

A principios de año se publicó el informe en forma de infografía sobre el estado de los festivales europeos en 2017. El estudio fue publicado por el portal FestivalInsights y elaborado por el European Festival Market Census que obtuvo los datos a través de la encuesta más grande jamás realizado a nivel europeo, con más de 35.000 participantes encuestados en 35 países europeos.

Un estudio que, en líneas generales revela que la salud de los festivales europeos en 2017 fue muy buena y que la tendencia es a mejorar.

En lo que se refiere a la duración de los festivales, la estructura más utilizada es la de tres días, utilizada por el 42% de los festivales europeos.

La media de edad de los asistentes es de 26 años, siendo el grupo de la franja entre 18 y 25 años la más asidua a los festivales. En cuanto a género casi a la par entre hombres y mujeres. Interesante es también el poder adquisitivo de los asistentes, con una media de €12.300 anuales, aunque el 43% no superan los 10.000 euros.

No somos numerólogos, pero sabemos que estos forman muchas opiniones. Tampoco sabemos si el rock es una cuestión de fe, o si solamente representa una pequeña parte de la música, como rama artística, si su fin es romper, entretener, concientizar, divertir o distraer.

Tal vez alguien presente argumentos para cumplir con la lógica de que “el rock está muerto”. Por lo pronto, en tiempos donde cada vez más personas son ateas, agnósticas o cualquier credo fuera de los convencionales, seguimos sintiendo a esta cultura como propia e identificativa.

Andres Pallero / Conductor, locutor y productor Radio Gen FM – 107.5