Las canciones de protesta, ya no existen (?)

“Nunca podrán callar nuestra canción” titulaba un artículo de Hugo Barrientos en el blog Panóptica en el 2010 (foto) ¿Las callaron? "Las canciones son indestructibles... Son la mejor simbiosis posible con la idea de alzar una voz, en este caso no en una marcha/protesta si no, en un tema musical"

Buscar Por

p

Pasó una semana de las ultimas elecciones legislativas, donde, entre otras cosas, no hubieron shows – salvo alguna mínima y tempranera excepción – y que además de dejarme con ganas de disfrutar de alguna banda en vivo, me dieron espacio y tiempo para algunas reflexiones sobre la lírica rockera en nuestro país.

Hace poco mas de un mes, entrevisté en la radio a Martín Bosa, guitarrista y fundador de la banda bonaerense La Franela. En la charla, el dejó entrever un descontento con la realidad social actual, a lo que le pregunté si era un contexto que llamara a que las letras de las canciones volvieran a determinados contenidos, no por que no los hubiera, pero está claro que en otros tiempos eran mayor cantidad de artistas los que allí iban.

La respuesta de Martín fue contundente: “Ayer hablaba con Ciro (ex cantante de Ataque 77) y sosteníamos esto que planteas, la cosa esta dura y esto se traslada a lo que se dice en una canción”.

Como una idea puede costar en demasía desarrollarla, un disparador puede hacer de efecto dominó de situaciones. Las Manos de Filippi se presentó hace pocas semanas en Córdoba, y lo que trajo es su nuevo disco que se llama M.A.C.R.I, un disco de concepto crítico con el sistema y fundamentalmente con la cabeza de gobierno, Mauricio Macri.

El rock argentino tiene 2 piezas fundacionales: el simple “Rebelde” de Moris del 66´ y el sencillo “Ayer Nomas/La Balsa” de Lito Nebbia del 67´, ambos tenían una temática de disconformismo juvenil, como casi toda canción de ese precoz movimiento.

La sociología nos permite entender expresiones desde sus contextos, y si de eso se trata, a groso modo en la Argentina, la década del ’70 y la del ’90 fueron las de mayor movida en cuanto a descontentos de los de a pie con lo que les pasaba y que se trasladaban a las voces de sus ídolos de la canción.

Afiche Festival BA Rock – 1982.

Algunos Fragmentos de himnos de nuestra musica en los ´70:

Los Dinosaurios (Charly Garcia)

Los amigos del barrio pueden desaparecer
los cantores de radio pueden desaparecer
los que están en los diarios pueden desaparecer
la persona que amas puede desaparecer.
Los que están en el aire pueden desaparecer en el aire
los que están en la calle pueden desaparecer en la calle.
Los amigos del barrio pueden desaparecer,
pero los dinosaurios van a desaparecer (…).

Una casa con diez pinos (Pappo)

Una casa con 10 pinos
hacia el sur hay un lugar
ahora mismo voy allá, porque ya no aguanto mas
no aguanto mas, no aguanto mas vivir en la ciudad
solo humo y soledad
nada mas que respirar
nunca mas en la ciudad (…).

Los Dinosarurios de Charly es solo un ejemplo de gran cantidad de canciones de la época, en contra del gobierno de facto de ese entonces, en clave “metáfora”, obviamente para no tener que terminar emigrando del país/otros.

Una casa con diez pinos, muestra otra faceta del incoformismo adolescente, que hoy, seguramente se evidencia más, pero que en ese entonces asomaba como un problema: la vida en la ciudad, horarios de oficina, la rutina, la gran maquinaria, el stress.

Portada de La Grasa de Las Capitales – Seru Giran. El disco comenzaba rezando: “Qué importan ya tus ideales, qué importa tu canción? , la grasa de las capitales, cubre tu corazón.”

Por su parte, en los ’90 se decía esto:

Nuestro amo juega al esclavo (Redonditos de Ricota)

Mucha tropa riendo en las calles
con sus muecas rotas cromadas
y por las carreteras valladas
escuchás caer tus lágrimas

Nuestro amo juega al esclavo
de esta tierra que es una herida
que se abre todos los días
a pura muerte, a todo gramo.
-Violencia es mentir- (…).

 

Cutral-có (Las Manos de Filippi)

Puedo controlar
Toda la represión policial
No es que te engañe
Eso fue cutral-co
Terminar con la ignorancia
Del pueblo era la posición
Y este gobierno
No lo comprendió, no (…).

Los Redondos hablan del temas mas recurrente del ambiente artistico en aquel tiempo: la posicion del presidente para con el mundo y a su vez el posicionamiento de Argentina dentro de el, politicas neoliberales, relaciones carnales con occidente y su maquinaria economica y toda la historia que vimos hasta el hartazgo.

El de las Manos de Filippi, banda que se opuso a casi todo gobierno, en eso son consecuentes, cita a Cutral-co: ciudad donde en 1996 se desarrolló el primer piquete en nuestro país, donde hubo un corte de ruta a raíz de la situación de despidos masivos en empleados de YPF y Gas del Estado.

Esta muestra que hacemos es ínfima dentro de nuestra cultura. Tampoco queremos segmentarla en demasía. En todos los tiempos y épocas las canciones hablan de compromisos y cuestiones de un costoso contenido, como también lo es el amor, pero no sería justo seguir abriendo paréntesis que nos saquen del foco en la idea madre.

En el mundo también se han visto reflejados movimientos, expresiones, acciones y reacciones del mismo modo que en nuestro país. La música evolucionó, y se convirtió en el arte más cercano a todo tipo de clase social, el mas fácil de entender, el más entretenido.

Portada disco M.A.C.R.I – Las Manos de Filippi

Las canciones son indestructibles, es una frase que uso a menudo, por que como todo registro trasciende a la vida de un ser, nunca se va a ir y siempre va a perdurar, ahi genera la mejor simbiosis posible con la idea de alzar una voz, en este caso no en una marcha/protesta si no, en un tema musical.

Andrés Pallero / Conductor, locutor y productor Radio Gen FM – 107.5