El credo de las canciones

Esa química inexplicable que realizan determinados artistas, que tocan un nervio sensible en otros, que los identifican, los emocionan, los acompañan o los entretienen como nada más en la galaxia. Eso también pisa fuerte en esta cancha y ahí las explicaciones se terminan. Play a la canción...

Buscar Por

e

El sábado pasado, estaba poniendo unas canciones en el Espacio 75 de Alta Cordoba. La fecha se llamaba “Triángulo de Amor Bizarro”, y era una bonita excusa para la presentación del disco Oscilador de la banda Fonez. Feria de discos, venta de remeras, 3 bandas en vivo y un público más que interesante, sedientos y exigentes de sonidos que alimenten su sed e intelecto en la materia.

Fonez – Fotografía: Candela Pérez http://www.indiehoy.com

La noche arrancó con la presentación de la banda Valle de Rosario, un dúo de guitarra, con muchos pedales, bolas de sonido y distorsiones. Para sostener esas canciones en el marco de un proyecto solo acompañado por una batería, a falta de teclas, bajo u otro instrumento, la combinación debe ser un cocktail muy bien laburado.

Césped – desde Buenos Aires – irrumpió, con otra propuesta: canciones. Con otro formato de banda, un quinteto, pero también con una sensibilidad más marcada, menos guitarras podridas y mayor apuesta a las armonías como grupo.

El cierre fue fantástico: Fonez y su nuevo hijo: “Oscilador”. En el 2014 había lanzado su único material, llamado “Adhesivo de Contacto Espacial”. Tenía sonidos de Kraut Rock, atmósferas espaciales y juego interesante de bajo y sintetizadores/teclas. En este nuevo disco, muestran varias de las mismas armas, pero tiene una intención más pistera, más bailable por momentos, lo cual de un modo a otro cambia el foco estético de la banda.

Portada del disco “Oscilador” de Fonez 

 

La salida del lugar me dejó un gran show y una actitud casi inherente al ser humano, la comparación. Comparamos: “Esto es de este modo, porque aquello es del otro” y así bajo determinadas circunstancias jugamos con esa especie de vara. Pensaba en la vida de otras bandas de nuestra ciudad y la suerte que corrieron o están transitando.

Geiser Discos. Sello del que forman parte varios de los artistas de Córdoba

Juan Ingaramo, Hipnótica, Francisca y los Exploradores, son algunas bandas ya instaladas en Buenos Aires, con unos años haciendo música, realizando shows en la capital y también tocando en distintos festivales argentos y del exterior.

Es cierto, estos artistas que mencioné, tienen otras formas de “moverse” dentro del ámbito, desde la forma compositiva de sus canciones, su relación con la industria, su estética visual y sonora entre otras cuestiones a tener en cuenta.

Lo que me generó, el juego de comparaciones, fue además de estos artistas un caso muy puntual: Los Caligaris . Una banda formada en Residencial América hace 20 años, tiene una gran cantidad de integrantes, números circenses, un propuesta de fiesta al mejor estilo Autenticos Decadentes con manto de cuarteto.

Ellos hacen presentaciones casi de manera constante en Mexico, llenan estadios, venden gran cantidad de discos, son reconocidos y esto podría ser trasladable a otros países de latinoamérica donde emulan esa etiqueta de “rockstar” (Foto destacada: Conciertos Guadalajara).

También tenemos que mencionar que el éxito de Caligaris en nuestra ciudad es relativo, fundamentalmente en relación a lo que les sucede en el exterior. Más que eso, la idea es entender qué nervio sensible tocan determinados artistas que les permite generar ese salto en relación a otros.

Hay varias cuestiones que entran en el marco de lo que podría ser objetivo. Tener canciones pegadizas, de estribillos al estilo cancha, realizar shows con alto contenido de música en plan de fiesta y varias cuestiones más que podrían destacarse.

Los Caligaris (Foto Nuestra Córdoba)

Los Caligaris tienen a noviembre, más de 500 mil oyentes en la plataforma Spotify, más de 600 mil “Me Gusta” en su fan page de Facebook como algunos de los datos duros más imponentes que tienen. ¿A todos los músicos les interesa ser reconocidos y realizar largas giras? Seguramente no.

De cualquier modo no toda fórmula – en la música – da el mismo resultado. Hay casos de una extrañeza atroz, artistas sin sellos que los acompañen o que se manejan por fuera del circuito mediático. También pueden ser bandas que realizan composiciones supuestamente de música no masiva. La lista podría ser interminable.

La sociología musical es verdaderamente apasionante: tratar de entender esos parámetros, dónde se desempeña y por qué genera lo que genera y a qué públicos lo realiza son cuestiones de las más copadas que tenemos a nivel social.

También hay una cuestión propiamente de credo. Si, esa química inexplicable que realizan determinados artistas, que tocan un nervio sensible en otros, que los identifican, los emocionan, los acompañan o los entretienen como nada más en la galaxia. Eso también pisa fuerte en esta cancha y ahí las explicaciones se terminan. Play a la canción…

Andrés Pallero / Conductor, locutor y productor Radio Gen FM – 107.5