El sector cooperativo pide competir

Comunicaciones convergentes: el gobierno suele hacer un buen uso del discurso del “emprendedurismo” pero al momento de diseñar las políticas, favorece el afianzamiento de los actores preponderantes.

Buscar Por

h

Hace algo más de un mes, referentes del cooperativismo se reunieron en el Primer Encuentro de TV Cooperativa y Convergencia en la Ciudada Autónoma de Buenos Aires (CABA). En el evento expusieron veinte panelistas distribuidos en seis mesas temáticas donde se discutieron las problemáticas del sector (*)

Las cooperativas audiovisuales y de telecomunicaciones operan mayormente en zonas de baja densidad poblacional y escaso atractivo comercial, particularmente en las provincias del centro del país. Aunque funcionan muchas veces en la periferia del mercado, son importantes en el desarrollo económico regional y exigen condiciones diferenciales para poder competir en sus localidades.

El hecho de participar desde hace tiempo de las comunicaciones, no les ha alcanzado para gozar del apoyo del Estado, que históricamente adoptó roles contradictorios, prevaleciendo las acciones de desconocimiento y postergación del sector. La relación se compone de idas y vueltas pero fueron en definitiva las cooperativas quienes tuvieron que hacerse un lugar para operar en televisión primero, telefonía luego, y finalmente con restricciones, en telecomunicaciones.

Algunos avances producidos en la última década no fueron suficientes para revertir este vínculo: “El estado es un zapallo en un carro, nunca se sabe para dónde va a ir, cambia el gobierno, una política distinta y otra vez a empezar de nuevo”, reflexionaba Oscar Nocetti de la Cooperativa Popular Eléctrica de Santa Rosa de La Pampa, que ofrece TV e internet como principal prestador en esa capital provincial (Foto de encabezamiento) Nocetti iba incluso más allá:

“Queremos ir a la convergencia, no queremos que el Estado nos dé una mano, sino que nos saque las manos de encima, que nos deje competir”.

Uno de los especialistas en derecho a la competencia que participó del evento, Diego Petrecolla, planteó en ese punto la ausencia de un regulador sectorial y una autoridad de defensa de la competencia independientes del poder político y económico, a lo que sumó falencias regulatorias en la actividad, que hoy se rige por dos leyes intervenidas por decretos y resoluciones. Advirtió al mismo tiempo, que se pretende discutir la convergencia con una legislación sancionada en 1999 (Ley 25.156 de Defensa de la Competencia), que ni siquiera se cumple debidamente.

Luis Lazzaro de la Coalición por una Comunicación Democrática (CDD), apuntó en igual sentido, que la actual incertidumbre jurídica exige de manera urgente regular el avance de posiciones dominantes y declarar como servicio público las infraestructuras de redes.

El ingeniero Luis Valle repasó aquí tensiones generadas entre los actores del mercado de las telecomunicaciones en relación al uso del espectro y precisó que la forma de introducción de las cooperativas en el mercado de la telefonía móvil, es hoy como Operadores Móviles Virtuales (OMV). Aunque existen distintos tipos de OMVs, señaló que lo más habitual es que deban hacer uso de la infraestructura de las denominadas “incumbentes”, las grandes corporaciones propietarias de las redes, quienes imponen sus reglas a los demás jugadores.

La abogada Susana Pachecoy explicó que desde ENaCOM actualizaron el reglamento de OMVs y avanzaron con el registro de actores cooperativos y pymes pero falta determinación política para impulsarlos.

Enfatizó que deben habilitarse más herramientas, como la posibilidad de prestación del famoso cuádruple play (telefonía fija y móvil, tv e internet), algo que no se cumple para las cooperativas.

Fotos Florencia Guzmán

La Defensoría del Público también dijo presente con Esteban Lopardo, quien repasó debates regionales en torno a la necesidad de organismos convergentes independientes, cuotas de pantalla para la producción y gravámenes a las plataformas on demand que favorezcan a las industrias nacionales. En esta línea, se presentó también el proyecto de ley de fomento para TV que impulsa la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional, frente a la fuerte crisis existente en materia de producción y empleo.

Podemos decir que el gobierno suele hacer un buen uso del discurso del “emprendedurismo” pero al momento de diseñar las políticas, favorece el afianzamiento de los actores preponderantes, dejando escaso margen para la actuación por ejemplo, de las cooperativas, que realizan esfuerzos por competir en el mercado fusionado de medios y telecomunicaciones, en algunos casos inclusive con éxito. Sin embargo, deben hacerlo desde una posición asimétrica y chocan con limitaciones impuestas por el Estado, a lo que se suman las dificultades vinculadas con las inversiones que demanda la convergencia tecnológica. No es fácil la tarea en estos mercados para los actores de la economía social.

* Las exposiciones del Encuentro pueden verse en: https://www.youtube.com/channel/UCypm1_bsTXemI0Omqscj_9Q

Juan Martín Zanotti / Licenciado y Especialista en Comunicación (UNC), Becario doctoral del CONICET.