Un barrilete con cola

Una organización de jóvenes cordobeses comprometidos con la política y lo social que llevan adelante un proyecto de comunicación popular en formato papel, digital y radial: Barrilete Cósmico. En homenaje al gol de Diego Maradona contra los ingleses relatado por Víctor Hugo Morales.

Buscar Por

e

En la actualidad, la comunicación entre las personas ha sido condicionada y hasta en algunos casos modificada a causa del avance de la tecnología en los últimos 15 años. Esto originó que la juventud encuentre nuevos modos de comunicarse utilizando las redes sociales como herramientas referentes a la hora de elegir. Pero, a pesar del avance significativo de las redes, aún persisten canales de comunicación tradicionales o como la sociedad de consumo denomina: viejo, obsoleto.

Un claro ejemplo es la revista para jóvenes de toda la provincia de Córdoba: Barrilete Cósmico. Si les suena familiar el nombre, están en lo correcto. Se denomina así en honor al gol de Maradona a los ingleses en el mundial del 86, relatado por el implacable Victor Hugo Morales.

Por detrás de este gran proyecto hay un grupo de chicos y chicas de diferentes barrios y ciudades de la provincia trabajando de manera solidaria y organizada para llevar a cabo la producción gráfica de Barrilete Cósmico. Cuenta con una sólida estructura organizativa donde existe horizontalidad sin desconocer los liderazgos, ya sean innatos o construidos en el tiempo.

La “línea” de la revista esta puesta en la juventud, con una mirada popular de las cosas. Lo interesante que podemos encontrar es también que las redacciones son producidas por jóvenes de diferentes barrios, organizaciones o grupos de pares; garantizando una pluralidad de voces al 100 por ciento, haciendo además una reivindicación de las luchas históricas que han presentado los medios de comunicación popular.

Hay que destacar que sus integrantes en su mayoría son militantes de organizaciones de jóvenes que trabajan para un proyecto Nacional y Popular y que conciben la comunicación popular como un derecho intrínseco para la vida de las personas. En materia de derechos humanos, tienen una mirada muy sensible y comprometida, algo que se expresa muy a menudo en la publicación.

La revista – pese a mantener la tradición de imprimir cientos de ejemplares – también se ha adaptado a los nuevos formatos digitales, en donde hoy con tan solo un click en facebook podemos leerla. Pero el crecimiento no ha terminado ahí. Barrilete Cósmico logró crear el brazo radiofónico, saliendo al aire por Radio Comunitaria Nuevos Horizontes a comienzos del 2016 en el programa Seamos Protagonistas (entrevista de Mordisquito)

Como mencionamos, integran el medio jóvenes de todas partes de la provincia. Está el caso de un programa radial con el mismo nombre de la revista y que sale todos los sábados por Radio Comunitaria Nativa, ubicada en el Departamento de Colón, más precisamente en Unquillo.

Como Barrilete Cósmico existen muchísimos medios de comunicación autogestivos, conducidos por jóvenes en todos los rincones de nuestro país. Sería injusto obviar que estos nuevos medios comunitarios aparecieron con el intento de la democratización de la comunicación a través de la ley de servicios audiovisuales y las políticas de Estado que en su momento incentivaron su desarrollo.

Sin embargo no podemos negar que la “ley de medios” quedó incompetente ante la hegemonía de unos pocos que hasta hoy controlan la información. El Gobierno Nacional cometió el error de concentrarse en una contienda con el grupo Clarín dejando en segundo plano el objetivo de empoderar a los medios comunitarios para consolidar la democratización comunicacional.

Tanto en la Juventud como en el resto de la sociedad , la información y la comunicación son derechos humanos. Sin embargo con el avance del neoliberalismo en nuestro país, muchísimos medios de comunicación populares están en peligro de subsistir. También peligra la oportunidad de comunicar y organizar a nuestros jóvenes, por la ausencia de políticas públicas que trabajen codo a codo con los medios comunitarios.

Por eso, todos los medios comunitarios, alternativos, barriales, populares, deben trabajar mancomunadamente para lograr sobrevivir y resistir a esta nuevo intento de monopolización absoluta de la información. Debe existir un frente aglutinador que incluya a todos y todas y que contemple las necesidades de expresión de los diferentes grupos juveniles; ya sea financiando proyectos radiales, gráficos y/o digitales ó aglutinando colaborativamente a todos ellos.

También se deben apoyar y acompañar los proyectos de capacitación laboral -como hace Radio La Ranchada,  a través de su Mutual Carlos Mugica – destinados a los jóvenes de los barrios marginados de Córdob. La comunicación sirve para informar, formar y concientizar. Sin comunicación no hay organización.

Por Misael Ilenich – Militante Peronista