El periodista DJ

Narraciones. Plataformas. Formatos. Periodismo Transmedial. Ciudadanía. Participación. Colaboración. Periodismo 2.0 Mezclas. Novedades. Desafíos. Periodismo DJ. El 5 de abril, Omar Rincón inauguró una cátedra abierta en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UNC.

Buscar Por

l

Los periodistas somos arrogantes, perezosos e insoportables. Somos la noticia y nos creemos los más inteligentes, sensibles e irónicos de la manada humana. Nos hemos convertido en máquinas de complacencia o chantaje, de decires inútiles, de palabrería inservible y de incontinencia informativa”, advierte y reconoce Omar Rincón, del Centro de Estudios de Periodismo de la Universidad de Los Andes, Colombia.

Ante esta evidencia, el investigador colombiano dice que “los periodistas debemos reinventarnos, más allá de los medios y de nuestros viejos orgullos. Necesitamos un nuevo concepto de periodismo, información y narración. Ese nuevo concepto debe venir en formatos, experiencias, vínculos, compromisos, entretenimientos y conexiones diferentes sobre el cómo somos”.

Rincón participó de entrevistas en la UNC y cerró el inicio de la cátedra libre “Tecnología, sustentabilidad económica y prácticas comunicativas: el futuro de los medios masivos” que brindará el área de Información Ciudadana de los SRT con la coordinación de su presidente, Manuel San Pedro.

Rincón vino a Córdoba el jueves 5 y viernes 6 de abril para el lanzamiento de una Cátedra Abierta que el área de Información Ciudadana de Canal 10 con la coordinación de Manuel San Pedro (Presidente del Directorio de los SRT) desarrollará en la Facultad de Ciencias de la Comunicación. Al mismo tiempo participó de los primeros reportajes de Canal U, la señal de extensión universitaria e interacción entre los cordobeses y la UNC (En la foto principal con parte del equipo periodístico y de producción en el estudio de Canal U).

La visita del reconocido crítico de la televisión latinoamericana fue posible gracias a la Fundación Friedrich Ebert (creada en 1925 como legado del primer presidente alemán elegido democráticamente; un artesano socialdemócrata de humildes orígenes que ascendió a lo más alto de su país).

“El ejercicio profesional ha cambiado por el internet y redes sociales. Con ayuda de estas plataformas el periodista tiene que ser como un Dj: que se encarga de buscar buena música y mezclarla para lograr una mejor armonía pero al mismo tiempo hace nueva música a partir de lo que va mezclando”, se indica en melissabravop.blogspot.com.ar

Y a la manera de un Dj, Omar Rincón en El periodista DJ es el medio se explaya: “No sólo cubrir, sino contar”; “no sólo informar, sino conversar”; “no sólo el gobierno, sino los ciudadanos”; “no sólo declaraciones, sino dar valor a la información”; “no solo noticias, sino rituales mediáticos-sociales-culturales”; “no solo de elites de opinión, sino de opiniones y gustos populares”; “no sólo hablar, sino escuchar”; “no sólo masa, sino punto de vista” “Diga la verdad, dígala Ud., dígala rápido no mienta”.

“Nace otro periodismo, uno de artistas, agregaciones, conexiones, links, colaboración, transmedia; uno en el que parece divertido vivir, contar y hacer sentido; uno que no se parece al viejo periodismo: no hay géneros, sino plataformas y aplicaciones; no hay fuentes, sino colectivos que informan; no hay objetividad, sino subjetividades que construyen verdades” advierte Rincón, agregando: “Y ahora llegó su pantalla perfecta: la tableta y los smart phones. Y ahí se ve/siente/toca el periodismo del siglo XXI: bien diseñado, colectivo, sensorial. Una experiencia única: el periodismo transmedial.

Narrar, contar, de manera que el lector ó el oyente ó el televidente sea atraído por lo escrito, dicho o visibilizado. El periodista Dj crea, observa, informa, narra lo nuevo, lo que pasa ahora, en el momento, cuando ocurren los hechos. Ó pone en valor lo que narran en sus redes los ciudadanos, desde sus lugares, con su impronta, con sus conflictos y también sus sueños. O relata el producto de una investigación a partir de fuentes confiables y colectivas, desbrozando la noticia falsa de la verdadera, los intereses individuales de los comunitarios, lo trascendente de lo efímero y circunstancial.

Los periodistas aún estamos a tiempo de desafiar el conservadurismo y la egolatría. Hay que animarse a reinventarnos. De lo contrario, nuestro oficio no tendrá futuro…