Sus creadores se van de Instagram

El crecimiento de la red social, el retroceso de Facebook (a raíz de la gestión de los datos y la privacidad, la distribución de fake news o la capacidad de influenciar emocionalmente) y la tensión generada, habría motivado la partida.

Buscar Por

l

Los creadores de Instagram dan un paso al costado. iProfesional informó que “Kevin Systrom y Mike Krieger anunciaron que finalmente dejarán la compañía, que fue adquirida por Facebook en 2012”.

En este marco, Systrom dijo: “`Vamos a tomarnos un tiempo de descanso para explorar de nuevo nuestra curiosidad y creatividad. Construir cosas nuevas requiere que demos un paso atrás, entender lo que nos inspira y combinarlo con lo que el mundo necesita. Eso es lo que planeamos hacer´”.

Además sentenció: “Mike y yo estamos agradecidos por los últimos ocho años en Instagram y los seis años con el equipo de Facebook. Hemos crecido de 13 personas a casi 1.000 con oficinas alrededor del mundo. Ahora estamos listos para nuestro próximo capítulo´”.

Según la prensa estadounidense, la salida de los fundadores se explica por los desacuerdos con los directivos de Facebook. “Kevin y Mike son unos líderes de producto extraordinarios e Instagram refleja la combinación de sus talentos creativos. Aprendí mucho trabajando con ellos en los últimos seis años y lo disfruté mucho”, dijo Mark Zuckerberg, el CEO Facebook, en un tuit de la compañía.

https://www.instagram.com/p/BoIvH_Fgdxm/?utm_source=ig_embed

Kevin Systrom, de 34 años, creó la aplicación en 2010 junto a Mike Krieger, de 32 años, que ejercía como director de asuntos tecnológicos, cuando ambos estudiaban en la Universidad de Stanford, en Silicon Valley. Facebook compró Instagram en 2012 por 1.000 millones de dólares y desde entonces incluye publicidad y contenidos patrocinados. En los últimos años, Facebook perdió usuarios entre los adolescentes y los jóvenes, que prefieren otras redes, como Snapchat. Por eso Instagram se transformó en una aplicación clave para el público joven.

Según el diario The Wall Street Journal, Krieger y Systrom “estaban en conflicto en los últimos meses sobre la cuestión de la autonomía de Instagram”, en particular porque “los dirigentes de Facebook, incluido Mark Zuckerberg, estaban empujando a Instagram a ampliar rápidamente el número de usuarios” de la aplicación.

Cabe reordar que Facebook soporta la peor crisis de su historia, con acusaciones de haber servido de plataforma de manipulación política -en particular durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016- y de haberse dejado robar datos privados de decenas de miles de usuarios por la compañía británica Cambridge Analytica. A pesar de que Zuckerberg pidió perdón varias veces, incluso delante del Congreso estadounidense, la imagen de la compañía, fundada en 2004, fue seriamente afectada.

El abandono de los co-fundadores de Instagram guarda algunos paralelismos con la salida de los dos fundadores de WhatsApp. En ese caso, sin embargo, las despedidas no fueron simultáneas. Brian Acton abandonó primero, en setiembre del 2017, y no fue hasta principios del 2018 que Jan Koum hizo lo propio.

Los dos se marchaban entre rumores que apuntaban al desencuentro entre sus ideales sobre privacidad y gestión de datos y los de Facebook. En el caso de Acton, incluso, los rumores se confirmaron con críticas abiertas a la plataforma. Incluso llegó a recomendar a los usuarios que eliminaran Facebook tras el caso de Cambridge Analytica. Lo hizo a través de Twitter.

Muchos venían apuntando que el crecimiento imparable de Instagram se debía a la capacidad de Systrom y Krieger de aprovechar los recursos de Facebook en su beneficio, sin dejar que la empresa matriz contaminara demasiado la experiencia en su aplicación; pero, parece que estaba cambiando en los últimos tiempos.

Mientras Instagram crecía y se confirmaba como el producto social de moda, Facebook continuaba languideciendo, con usuarios que abandonan la plataforma por aburrimiento cuando no, directamente, por recelo: la gestión de los datos y la privacidad, la distribución de fake news o la capacidad de Facebook de influenciar emocionalmente e ideológica son algunos de los motivos que alejan a los usuarios de la empresa de Mark Zuckerberg.

Según algunos medios (lavanguardia.com), ha sido esa diferencia entre los ciclos de vida de cada producto la que ha provocado que Zuckerberg esté cada vez más encima de Instagram, la empresa de la que depende por ahora el futuro crecimiento de todo su imperio. La misma intromisión que habría provocado que sus fundadores decidieran marcharse para evitar más confrontaciones y, según sus propias palabras, “tomar un tiempo libre” para explorar de nuevo su “curiosidad y creatividad”.