Desafíos en un escenario de concentración

El notable incremento en el uso de internet y el teléfono móvil le ha restado protagonismo a los medios tradicionales (TV, radio, diario) Son los retos que se plantean a las televisoras universitarias como "Uniteve" de Villa María.

Buscar Por

s

Sin dudas, el periodismo atraviesa un escenario de incertidumbres. En buena medida por factores propios de la coyuntura política y económica nacional, como por ejemplo el cierre de empresas, la pérdida de miles de puestos de trabajo y, sobre todo, la paulatina desarticulación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522), hecho que potenció el carácter concentrado de la estructura de propiedad de los medios y las comunicaciones en la Argentina, y cuyo dato más significativo ha sido la reciente autorización de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia al proceso de fusión entre Cablevisión y Telecom.

Sin embargo, a esto hay que añadir otros factores que exceden el contexto local. En ese sentido, si por un lado es posible afirmar que asistimos a la consolidación de nuevas prácticas de consumo y nuevos actores que representan un verdadero desafío para el negocio de las empresas periodísticas más poderosas; por otro, vale la pena preguntarse qué perspectivas de supervivencia tienen en este complejo escenario los pequeños jugadores del ecosistema de medios.

Estos son algunos de los interrogantes que plantea el libro Consumos audiovisuales en la comunidad educativa de la UNVM. Caso Uniteve.

Allí reunimos los resultados del estudio que realizamos entre 2016 y 2017 con el grupo de investigación que dirigen las docentes Daniela Monje y Silvina Mercadal, y que integramos junto a Juan Martín Zanotti y varios alumnos y alumnas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM): Victoria Batiston, María O´ Dwyer, Mateo Zanotti, Antonella Ártico, Lucía Ceresole y Sebastián Tello.

El trabajo combina tres temas de análisis. Por un lado, el de los fines, estrategias y resultados de ciertas políticas públicas aplicadas al campo de las televisoras universitarias desde la sanción en 2009 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

En concreto, se trata de las iniciativas vinculadas al desarrollo del sistema de Televisión Digital Terrestre (TDT), cuyo objetivo era brindar acceso a un servicio de televisión gratuita a todos los habitantes del país, y que otorgó a las universidades el aval y los recursos para montar canales de televisión y producir parte de los contenidos periodísticos que nutrirían dicho sistema.

En segundo lugar, el propósito de nuestro trabajo también era indagar cómo se ha posicionado y cuál es la valoración de la señal Uniteve, perteneciente a la UNVM, entre la comunidad universitaria de Villa María.

El canal comenzó sus trasmisiones en 2016, forma parte de la grilla local de Cablevisión desde mediados de 2017 y abarca, por el sistema de TDT, una cobertura de 50 kilómetros que es potenciada por sus convenios con cooperativas y cableoperadoras de la región, como así también por una interesante estrategia de difusión de sus contenidos a través de redes sociales y YouTube.

Por último, y a estos fines, elaboramos una encuesta que abarcó 294 casos, en su mayoría estudiantes de entre 18 y 30 años de edad, que también apuntaba a obtener información sobre las prácticas de acceso y consumo de contenidos periodísticos por parte del público joven.

Así, los resultados que obtuvimos reafirman y agregan datos interesantes a lo que marcan otros estudios: el notable incremento en el uso de internet y el teléfono móvil le ha restado protagonismo a los medios tradicionales (TV, radio, diario), que además deben competir con nuevos actores que plantean una enorme incertidumbre sobre sus modelos de negocio; hablamos de Facebook, Google, Spotify, Youtube y Netflix.

En síntesis, consideramos que nuestro trabajo brinda información útil para el diseño de estrategias que incrementen las posibilidades de supervivencia de los medios que no responden a la lógica comercial.

En un escenario en el que las políticas del actual gobierno favorecen los procesos de concentración, la continuidad de esta clase de proyectos es clave para defender la diversidad de voces y la pluralidad de lecturas sobre los hechos sociales, aspectos que constituían el núcleo argumental de la ley sancionada en 2009: la concepción de la comunicación como un derecho humano y una herramienta fundamental para construir sociedades más democráticas.

Por Gabriel Montali

Lic. en Comunicación Social y docente de la Universidad Nacional de Villa María

Coautor de Consumos audiovisuales en la comunidad educativa de la UNVM. Caso Uniteve, con Daniela Monje, Silvina Mercadal y Juan Martín Zanotti.