Liberales contra la libertad

En marzo de este año en la cena anual de la Fundación Libertad, el Presidente afirmó que tratará de “…ir por el mismo camino lo más rápido posible…”ante la pregunta de Mario Vargas Llosa de ¿qué va hacer si vuelve a ganar las elecciones?

Buscar Por

e

El gobierno de Cambiemos y su nueva marca Juntos por el Cambio, se caracteriza por trabajar desde el marketing político la representación social de un gobierno que pugna por las libertades de las personas, que promueve el libre mercado y que por ello debe reducir las injerencias del Estado para que cada uno pueda ocupar el lugar que le corresponde y que mediante el merito individual alcance sus logros, siempre asociado con el desarrollo personal.

El actual gobierno comenzó su construcción social del imaginario del cambio desde el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Lo hizo mediante el discurso de la quita de subsidios y la construcción de conceptos peyorativos asociando al espacio político del peronismo liderado por la expresidenta a la corrupción y a un modelo de gestión estatal que llevaría a la Argentina a ser Venezuela. Junto a esto se promovió la estratificación social apelando a representaciones sociales que rondan en torno a prejuicios sobre la pobreza y lxs pobres.

Luego del triunfo electoral de 2015, esas ideas se materializaron con espectaculares coberturas mediáticas y el incondicional apoyo de los grupos periodísticos más grandes del país.

¿Es que alguien todavía puede creer que sus logros son producto sólo de su esfuerzo? La libertad no es otra cosa que el correlato de los dispositivos de seguridad brindados por el Estado. Este siempre sintetiza (en mayor o menor grado) la garantía de derechos que la sociedad identifica hegemónicamente como justo, brindándolos (al menos) en su institucionalidad de manera universal. Ese criterio de igualdad genera un piso básico de seguridad para lxs ciudadanos. Cuando ese Estado deja de estar presente, deja librado los derechos a quienes tienen capacidad de comprarlos, pasando de ser ciudadanos a consumidores. La libertad del mercado se vuelve competencia sin límites, porque ya no vivimos en una “sociedad”, vivimos en un “mercado” dónde el Otro deja de ser mi compatriota o mi socio en la vida comunitaria, para ser mi competencia, adversario y hasta enemigo.

El gobierno de Cambiemos ha radicalizado su reivindicación del mercado como el “único camino posible” para arribar a un futuro “mejor” para la Argentina. De esta manera los defensores de la libertad, reducen la argentina a quienes cuenten con recursos económicos, y excluyendo al resto. Un ejemplo de esto, es la recordada frase del presidente: “caer en la escuela pública”.

La seguridad social es la capacidad del Estado de garantizar un piso de derechos para su población dotándolos de igualdad ante la ley y promoviendo de esta manera, requisitos mínimos para que luego cada ciudadano que tiene cubiertas una base socialmente institucionalizada de derechos. Por ejemplo: una asignación universal para alimentación, la educación pública universal, planes de vivienda, un sistema único de salud, etc. Para luego cada ciudadanx pueda desarrollar en libertad sus capacidades al máximo. Saber que tenemos un mínimo de condiciones de vida como iguales es la libertad. Trabajar solo para cubrir los derechos humanos, civiles y sociales mediante la paga, se asemeja a la autoexplotación, o a la esclavitud si es en relación de dependencia.

Juntos por el Cambio con sus discursos y acciones de gobierno se presentan como liberales, pero hasta en lo económico no lo son. El presidente, ministros y empresarios cercanos al “equipo de gobierno” han acrecentado su patrimonio personal, mientras la inmensa mayoría de los argentinos perdió (en el mejor de los casos) poder adquisitivo con los ingresos de su trabajo. Menos ingresos y menos Estado, menos libertad.

¿Es posible que el libre mercado posibilite que ganen coincidentemente quienes forman el gobierno? El caso argentino nos lleva a la frase que se le atribuye a Juan D. Perón: “La economía nunca es libre, o la controla el estado en beneficio del pueblo, o la controlan las grandes corporaciones en perjuicio de éste”.

Cena Fundación Libertad. El Presidente Mauricio Macri y el escritor Mario Vargas Llosa

En marzo de este año en la cena anual de la Fundación Libertad, el Presidente afirmó que tratará de “…ir por el mismo camino lo más rápido posible…”ante la pregunta de Mario Vargas Llosa de ¿qué va hacer si vuelve a ganar las elecciones?

Córdoba fue en dónde Cambiemos obtuvo una importante diferencia de votos en el triunfo electoral de 2015, y así su gobierno terminaría con lo que en el imaginario social se había construido mediante el marketing político como una libertad disminuida o autoritaria, representada en el gobierno anterior y sus partidarios.

En el 2019 Córdoba está primero en la disputa electoral de los principales candidatos. Veremos si los ciudadanos en busqueda de la libertad, votan contra quienes está acá solo han mostrado que están en contra de ella.

Darío Gómez Pucheta 

Dr. en Administración y Políticas Públicas- IIFAP- UNC
Lic. en Trabajo Social- UNC