Hay que subsidiar empresas

En un planteo desafiante a las habituales recetas ortodoxas, el economista Alvarez Agis reta al Gobierno para que se anime a explorar herramientas que ayuden a las personas y salven a las empresas; después del fracaso del impulso al crédito para las PyMes.

Buscar Por

e

En una entrevista a Emmanuel Álvarez Agis en “El Pase” (el segmento de media mañana de los periodistas Ernesto Tenembaum y Reinaldo Sietecase en Radio Con Vos) el ex viceministro de Economía y director de la consultora PXQ señaló que “a una parte de las empresas argentinas hay que darle una ayuda, y esa ayuda no tiene que ser un crédito sino un subsidio”

Alvarez Agis advirtió que el plan de ayuda a través de los bancos era, como mínimo, insuficiente, porque los bancos son reticentes a prestarle a empresas que no pueden demostrar su solvencia, menos en esta situación.

“Hay un viejo chiste que dice que el banco te presta un paraguas cuando hay sol”, dijo el ex funcionario. Y añadió que “si uno entiende de qué trabaja y cómo funciona un banco, es bastante razonable entender por qué el mecanismo de los créditos no es el mejor”.

“La función de los bancos es prestarle a clientes que son solventes y van a poder devolver los créditos. Y hoy hay que ayudar a empresas que no lo son”, subrayó.

Para el economista, en la situación de crisis actual, sólo un tercio de las empresas pueden acceder a un crédito, precisamente las que se encuentran en una mejor situación financiera. “Hay que busca sostener a los otros dos tercios, con lo mínimo para que éstas no quiebren”.

“Lo que estoy proponiendo es una política que ponga un piso a la gente para que no pase hambre, y a las empresas para que no quiebren, no para que vendan todo lo que tienen”, manifestó. Además agregó que el dinero debe provenir de la emisión monetaria por parte del BCRA.

En ese punto, el ex funcionario explicó que la emisión monetaria no podría generar un escenario hiperinflacionario en el actual contexto económica, ya que el fenómeno se da cuando hay faltantes de divisas.

Ante esa postura, Ernesto Tenembaum le retrucó: “el contra argumento sostiene que eso llevaría a la hiperinflación”; pero Álvarez Agis sostuvo que ese planteo deriva del desconocimiento de las causas de la inflación en la Argentina. Si la economía no está recalentada sino todo lo contrario y si el dólar no se mueve, entre otras razones porque este año la Argentina tendrá un potente superávit externo, eso significa que dos de los motores de la inflación argentina están apagados.

En la nota radial subrayó: “Hoy no estamos en un contexto de normalidad. Y no estamos hablando de contrarrestar con esto los efectos económicos de la pandemia mediante una política expansiva para que la economía no caiga, sino que estamos hablando de evitar dos efectos que dejan un impacto permanente en la economía: el hambre de la gente y el quiebre de las empresas“.

“Este año le van a sobrar dólares, el bajón de la actividad económica lo va a ayudar al BCRA, es la única buena noticia. Y segundo, la Argentina no va a tener que usar los dólares ya sea porque se concrete una reestructuración exitosa o porque se entre en default”, enfatizó.

Respecto a la negociación de la deuda, el economista catalogó a la propuesta como “muy responsable” ya que el Gobierno decidió que “todos tengamos el mal trago de entender que la capacidad de la Argentina de pagar es muy bajo”.

Por otro lado, según Perfil en un informe enviado a sus clientes por la consultora PXQ de Emmanuel Álvarez Agis “se recorren dos posibles escenarios para este año. El “positivo”, de cuarentena corta hasta fin de mes y arreglo por la deuda, que implicaría ayuda estatal para sostener empresas y empleos por  201 mil millones de pesos por mes que con algo de obra pública anunciada sumaría hasta fin de año un paquete de $ 657 mil millones, o 2,5% del PBI, con una expansión de la base monetaria al 15% del PBI, por arriba del pico de los últimos 17 años.

Y el otro “negativo”, con cuarentena hasta junio y default de la deuda, donde la ayuda oficial sumaría más de 900 mil millones hasta diciembre (3,2% del PBI) y el  déficit primario en 6,5%, en un contexto de aumento del circulante a niveles mayores al 19% del Producto.

“El motivo principal para descartar el escenario hiperinflacionario es que la mitad de la economía está frenada (tanto la oferta como la demanda) y que la emisión extra que se genera por aumento del gasto del sector público no alcanza para compensar la caída en la demanda agregada”, dice en su informe titulado ¿Hay riesgo de hiperinflación? (fuente: www.perfil.com )

Cecila Todesca, Miguel Pesce, Matías Kulfas y Mercedes Marcó del Pont

Finalmente cabe indicar que según el portal www.lapoliticaonline.com, el debate más duro que atraviesa el Gobierno es el de la conveniencia o no de acelerar la emisión monetaria para capear la crisis económica agravada por la paralización que produce la cuarentena.

“El ala política le sugiere a Alberto Fernández que hay que expandir la emisión a fondo para que la gente tenga plata en el banco, mediante el programa que sea. De lo contrario habrá una crisis social con un final tan incierto como el de la cuarentena que cumple un mes”, indica el portal. Que asegura que esta idea tiene respaldo entre gobernadores, que son los más necesitados de fondos.

“El ala política choca con los “técnicos”, encabezados por Miguel Pesce, titular del Banco Central; el ministro de Producción, Matías Kulfas; la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont y la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca; quienes le advierten al Presidente que si “suelta la maquinita” habrá riesgos de una hiperinflación. Curiosamente, quien no está del todo en contra es el ministro de Economía, Martín Guzmán”, concluye.

Amplían ayuda a empresas y trabajadores

Martín Guzmán, ministro de Economía, y Santiago Cafiero, jefe de Gabinete.

Un par de días después del reportaje a Álvarez Agis, el Gobierno amplió el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para empleadores y trabajadores, incluyendo a monotributistas.

Se brindará un crédito a tasa cero de hasta 150 mil pesos con garantía del Estado nacional, será desembolsado en tres cuotas mensuales iguales y consecutivas y se acreditará en la tarjeta de crédito de la persona.

Además, se estableció el pago de un Salario Complementario para los trabajadores en relación de dependencia cuyos empleadores tengan problemas económicos por la cuarentena o tengan una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras contagiadas de coronavirus. El monto de la asignación será equivalente al 50% del salario neto del trabajador correspondiente al mes de febrero de 2020, no pudiendo ser inferior a una suma equivalente a un salario mínimo, vital y móvil ni superar dos salarios mínimos, vitales y móviles, o al total del salario neto correspondiente a ese mes.

Reportaje completo a Alvarez Agis en “El Pase” de Tenembaum y Sietecase por “Radio Con Vos”

https://www.radioconvos.com.ar/notice/5e99b379eafa27789e1d7a54/hay-que-darle-ayuda-a-las-empresas-a-traves-de-subsidios