El efecto cuarentena en Córdoba

Según una encuesta de la Consultora Delfos, el COVID 19 preocupa mucho al 79% de los cordobes, pero al mismo tiempo el 76% es optimista y cree que el país podrá detener la pandemia. La imagen del Presidente Alberto Fernández trepa al 64%.

Buscar Por

l

La cuarentena y la gestión de la crisis del coronavirus también han tenido efectos palpables en la opinión pública cordobesa, la plaza que más acompañamiento dio a Juntos por el Cambio en las elecciones nacionales del 27-O.

Antes de que la pandemia copara la agenda, la imagen positiva de la gestión nacional del presidente Alberto Fernández en la provincia de Córdoba rondaba el 30%, ubicándose así en el mismo orden de magnitud del voto obtenido por el Frente de Todos en octubre pasado: 29,31% (vs 61,31% para el binomio Macri-Pichetto).

Sin embargo, en la primera medición de abril la imagen positiva ya superó el umbral del 62%, y en la segunda encuesta realizada ese mes por la Consultora Delfos llegó a un pico del 64%. La regular cedió 5 puntos porcentuales, mientras que la negativa cayó de 25% a un promedio de 9% en abril (las respuestas ns/nc no están incluidas en la serie longitudinal).

Esto confirma que la irrupción de este issue en las percepciones de los cordobeses también diluyó la grieta, al menos durante esta coyuntura.

Ese efecto tiene un principio de explicación en la preocupación generada por la pandemia.

A casi 8 de cada 10 electores el tema le preocupa mucho, lo cual se traduce en más de 2 millones de cordobeses; a un 16% le preocupa medianamente (proyectado sobre el padrón, 462.395 cordobeses), mientras que apenas 4% (115 mil cordobeses) dice que la pandemia le preocupa poco o nada.

La muestra es de 450 casos relevados vía sms y CATI, con un error muestral de +/- 4,6%; desde la cuarentena, ese sistema de relevamiento reemplaza a la encuesta domiciliaria. Así, al desplazar a otros temas y clivajes, se genera el efecto de aquiescencia a la gestión nacional en su carácter de conductora de la crisis en el marco de la coyuntura.

La preocupación también impregna los sentimientos que genera la cuarentena: para el 61% son negativos, encabezados por ansiedad (29%), escoltada por intranquilidad/miedo (24%) y aburrimiento en tercer término (8%). Para un tercio, en cambio, predominan los sentimientos positivos: 22% menciona tranquilidad y 11% seguridad.

En resumen, para 6 de cada 10 electores cordobesas las resonancias emotivas del issue son negativas, y para 3 de cada 10 positivas

Finalmente, la situación económica generada por el coronavirus entre los cordobeses se traduce en tres situaciones: a casi la mitad (49%, 1.416.086 sobre el total de electores) los ingresos le alcanzan con lo justo, mientras que a 4 de cada 10 (1.213.788) nos les alcanzan; apenas 9% (menos de 1 de cada 10 y unos 260 mil sobre el total) dice que le alcanza para vivir y poder ahorrar.

En síntesis, pese a las particularidades y matices de la plaza local, Córdoba no se sustrae a las tendencias generales que venimos repasando a nivel nacional.

Las expectativas de los cordobeses

La misma encuesta de la Consultora Delfos también indaga en las expectativas a futuro de los cordobeses respecto al coronavirus.

Para 3 de cada 4 electores de nuestra provincia, el país va a poder detener la pandemia, un nivel de optimismo elevado que implica casi 2,2 millones de cordobeses sobre el padrón total.

Un 12% se muestra pesimista y el mismo porcentaje ns/nc.

En las expectativas a corto plazo, a un mes también se advierte un crecimiento del optimismo: el 35% cree que la situación sanitaria será mejor (suba de 8 puntos porcentuales respecto a la medición anterior), al tiempo que el pesimismo cede 9 pp (de 39% a 30%) y la perspectiva estable se mantiene en 24%, con el ns/nc en torno al 10% de las respuestas.

En síntesis, en el largo plazo el optimismo es muy dominante, y en el corto es la primera minoría, desplazando al pesimismo respecto a la medición anterior.

Al comienzo de este análisis, veíamos que la imagen positiva de la gestión nacional de Alberto Fernández en Córdoba alcanzaba el 64% según la encuesta más reciente de Delfos. Ese dato se ubica en el orden de magnitud del nivel de confianza detectado a fines de marzo por la consultora Pulso Social: 6 de cada 10 electores cordobeses decían que el Presidente les inspiraba mucha confianza, vs apenas 28% que respondían “poca confianza” y 6% de “nada de confianza”, con 6% de ns/nc.

Cruzando el dato entre los que se inclinaron por Mauricio Macri el 27-O, casi un tercio de ellos dicen que Fernández les genera “mucha confianza”, lo que implica un debilitamiento de la “grieta”, en sintonía con lo que venimos repasando en mediciones nacionales. En este caso, el estudio se realizó sobre una muestra de 1.600 casos relevados vía web, con un error muestral de +/- 2,8% y un nivel de confianza del 95%.

La calificación del accionar del gobierno nacional en torno al COVID-19 era aún mejor: 63% de muy bueno y 34% de bueno, acumulando así una opinión favorable del 97%. Apenas 3% tenía una mala opinión, al nivel del error muestral, lo que resultaba en cuasi unanimidad de opiniones positivas.

El cruce por voto anterior revelaba que incluso entre los votantes de Macri de octubre pasado el acompañamiento en el manejo de este issue era muy positivo, con un núcleo de alta intensidad de casi el 46% y uno de menor intensidad del 51%, vs apenas 3,2% de opiniones negativas.

Entre los votantes del Frente de Todos, estadísticamente se detecta unanimidad favorable. En síntesis, del cruce de ambas encuestas se puede sintetizar que la imagen positiva de la gestión nacional supera el 60%, en línea con la confianza que genera la figura presidencial, mientras que el optimismo a futuro y la gestión del tema por parte del gobierno oscilan entre el 76% y más del 90% en las variables medidas por las consultoras citadas.

Finalmente, el estudio de Pulso Social relevó los problemas asociados a la pandemia y la cuarentena: el primer lugar resultó disputado entre el malestar psicológico y emocional (20,1%) y el no poder trabajar y generar sustento (19,1%). Cierra el podio las dificultades para proveerse de insumos (15,5%). Casi 10% se siente afectado por la problemática económica en general y cierra el top 5 la mención relativa a quienes no respetan ni cooperan con las medidas de emergencia.

Norman Berra / consultor

Sus columnas aparecen en varios medios de nuestra ciudad. Análisis ampliado de @berranorman en http://climadeopinion.blogspot.com