Ciencias sociales para pensar el futuro

Una nueva convocatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación pone en valor el rol de las ciencias sociales en la producción de conocimiento sobre los efectos de la pandemia en la sociedad. Se busca promover el desarrollo de redes de trabajo federal.

Buscar Por

l

La pandemia ha demostrado todas las debilidades estructurales que teníamos como país y que tenía el modelo de desarrollo, creo que es un buen momento para repensarlo desde las políticas públicas”, dijo Fernando Peirano, presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), durante la presentación de la convocatoria a investigaciones en ciencias sociales PISAC-COVID-19: La sociedad argentina en la Postpandemia.

“Esta convocatoria tiene como particularidad la organización de redes de investigación a partir de seis nodos, buscando equilibrios en esa composición en términos de lo sectorial y de las disciplinas involucradas, así como desde lo federal, las cuestiones de género y la apertura de oportunidades a quienes se están haciendo su espacio en el ámbito de la investigación, los mas jóvenes o quienes recién se inician”, detalló Peirano, y dijo que esperan que la conformación de esas redes sea un “resultado adicional” a los resultados concretos de las investigaciones.

La convocatoria prevé destinar hasta $ 66 millones en un total de 12 proyectos de investigación que resulten seleccionados, dos por cada uno de los ejes temáticos propuestos: Estado y políticas públicas, bienes públicos y bloques regionales; seguridad, violencia y vulnerabilidades; tareas de cuidado y relaciones de género; salud y nuevas formas de protección social; transformaciones del mundo del trabajo y el empleo y perspectivas sobre desigualdad; y representaciones, discursos y creencias.

“El abordaje de estas dimensiones tiene que coadyuvar a disminuir cinco desigualdades que se agudizaron con la pandemia”, dijo el doctor en Antropología Alejandro Grimson, investigador del CONICET y docente de la UNSAM, acerca de las desigualdades en términos de ingresos, territoriales, de género y orientación sexual, étnico-raciales y por edad.

“El futuro no tiene que ser una incertidumbre, puede ser una construcción colectiva”, dijo Grimson.

“El futuro no tiene que ser una incertidumbre, puede ser una construcción colectiva. Tenemos que pensar que tener futuro también es un derecho y que en ese sentido el Estado tiene el deber de generar previsibilidad y sistemas para amortiguar las crisis. Es fundamental poner en valor todo el conocimiento científico que se ha producido y el que se pueda producir, y esta convocatoria es extraordinariamente importante para que las ciencias sociales puedan ser protagonistas de ese proceso que nos parece crucial para la Argentina”, subrayó el especialista, que también fue decano del Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) de la UNSAM.

Jaime Perczyk, titular de la Secretaría de Políticas Universitarias: hay que construir los conceptos de pospandemia y nueva normalidad.

“Si logramos producir conocimiento para esa Argentina que queremos ser, desde la que somos, habremos hecho un aporte para que el país sea mejor”, agregó Jaime Perzyck, titular de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), y advirtió que la humanidad y la Argentina serán “más injustas y desiguales”, y que es necesario construir los conceptos de pospandemia y nueva normalidad. En ese sentido, recordó que en el país ya se estaban desarrollando transformaciones vinculadas con cuatro dimensiones: una con la tecnología y el trabajo; otra demográfica, en torno a la disposición poblacional; una tercera que es la degradación del ambiente; y una cuarta con las luchas de género.

Para poder participar en esta convocatoria, los proyectos deben ser presentados por una red de investigadores compuesta, como mínimo, por seis grupos de investigación –denominados nodos– radicados en diferentes instituciones y regiones del país, que trabajen en alguno de los seis ejes temáticos propuestos. “Esta convocatoria ayudará a dar continuidad a proyectos que se iniciaron con la pandemia y eso podrá ser potenciado y profundizado en las diferentes investigaciones que puedan llevarse adelante. Es un llamado a ampliar los grupos de investigación y a seguir proponiendo y sumando temas”, afirmó María Cecilia Sleiman, subsecretaria de Políticas en CTI, y recordó que la comunidad académica respondió “muy bien” al llamado para producir conocimiento sobre esta pandemia.

“Eso ayuda a la construcción de un futuro más parecido al que queremos, con un poco menos de desigualdad y articulado en redes con los diferentes nodos tanto para el campo académico de las universidades como en el campo social y territorial en el que las universidades están insertas”, dijo Sleiman.

“La llegada de la pandemia jugó un rol catalizador en las políticas de ciencia y tecnología. Hoy es imposible pensar y transitar lo que resta de la pandemia, e imaginar una transición hacia una nueva normalidad, sin pensar que las ciencias sociales deben jugar un rol importantísimo”, afirmó Diego Hurtado, secretario de Planeamiento y Políticas en CTI, y explicó que se retomó el Programa de Investigación sobre la Sociedad Argentina Contemporánea (PISAC) para poder dar “un salto cualitativo”.

Hurtado: “La llegada de la pandemia jugó un rol catalizador en las políticas de ciencia y tecnología”.

“Las ciencias sociales son la conciencia critica de la sociedad”, dijo Patricia Brette, presidenta de Codesoc, una red universitaria que agrupa de más de 40 unidades académicas de todo el país, y destacó que ya están trabajando para que todas las universidades y, en particular las que están por fuera de las ciudades más pobladas, pero que tienen un rol estratégico en el desarrollo de sus regiones, puedan participar de la convocatoria.

“Espero que estos proyectos nos den una pista sobre cómo transitar la pospandemia en las áreas temáticas propuestas. De los intercambios de esas redes surgirán nuevas propuestas e impulsos a las investigaciones en ciencias sociales, que desde esta gestión seguiremos acompañando”, concluyó Sleiman.

Por Vanina Lombardi / Agencia TSS 

La sociedad argentina en la Postpandemia

Objetivo: Promover proyectos de investigación en el campo de las Ciencias Sociales y Humanas para la generación de nuevos conocimientos enfocados en el estudio de la sociedad argentina en la pandemia y, en especial, en la postpandemia del COVID-19.

Destinatarios y Nodos: Los destinatarios son redes ad hoc de equipos de investigación en Ciencias Sociales y Humanas. Para la presentación de proyectos, se deberá conformar una red de investigadores compuesta, como mínimo, por 6 grupos de investigación (que llamaremos nodos) radicados en diferentes instituciones y regiones del país.

Los nodos podrán ser facultades del Consejo de Decanos y Decanas de Facultades de Ciencias Sociales y Humanas (CODESOC) o bien instituciones externas (universidades/facultades, centros o institutos de investigación, etc. que no forman parte de CODESOC). En la conformación de la red, las instituciones externas a CODESOC no podrán superar el 50%.

En todos los casos, la dirección científica de los proyectos (investigador/a responsable) estará radicada en una facultad de CODESOC, que además actuará como unidad beneficiaria/ejecutora. Ninguna facultad del CODESOC podrá ser sede de la dirección científica, ni podrá desempeñarse como unidad beneficiaria/ejecutora de más de 3 proyectos asociativos.En la conformación de las redes, los nodos de una misma región no podrán superar el 50%. Y todas las redes tendrán que tener nodos de 3 regiones diferentes como mínimo.Esta convocatoria incorpora la perspectiva de género en su diseño. Por lo tanto, cada red deberá garantizar la diversidad de género en la composición de sus equipos y la paridad en la dirección de los nodos. Por lo tanto, al menos la mitad de los nodos tendrá como referencia a una investigadora responsable. También, como mínimo uno de los nodos tendrá como investigador/a responsable a una persona menor a 45 años de edad.

Regiones… Gran Buenos Aires: Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 24 partidos del conurbano / Pampeana: Interior de la provincia de Buenos Aires (incluyendo La Plata) y La Pampa / Centro: Córdoba y Santa Fe / Noreste/Litoral: Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa / Noroeste: Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja y Catamarca / Cuyo: Mandoza, San Juan y San Luis / Patagonia: Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur.

Ejes temáticos: Los proyectos deberán inscribirse en uno de estos 6 ejes temáticos:* Estado y políticas públicas, bienes públicos y bloques regionales* Seguridad, violencia y vulnerabilidades* Tareas de cuidado y relaciones de género* Salud y nuevas formas de protección social* Transformaciones del mundo del trabajo y el empleo y perspectivas sobre desigualdad* Representaciones, discursos y creencias

Por cada uno de estos ejes temáticos se seleccionarán DOS (2) proyectos asociativos.

Plazos: La convocatoria estará abierta a partir del día 22 de junio del 2020 y cerrará el 31 de julio de 2020, a las 12:00 horas del mediodía. NOTA IMPORTANTE: La apertura de la convocatoria se postergó para el lunes 29 de junio. 

Duración: Los Proyectos tendrán una duración máxima de 1 año.

Financiamiento: Las propuestas podrán incluir solicitudes de fondos por la suma de $4.200.000 como máximo por proyecto. La producción de fuentes primarias que puedan constituir una base de datos original y de producción propia por el proyecto asociativo, con el compromiso de ceder los derechos de acceso y explotación en favor de la Agencia I+D+i para impulsar futuras investigaciones, podrá elaborar un presupuesto complementario de un monto máximo de $1.300.000, alcanzando un monto total de $5.500.000. El aporte de contraparte se definirá según los términos específicos del proyecto asociativo, apuntando a que sean los mínimos indispensables o ninguno.