28% de las muertes son por enfermedades cardiovasculares

Una de cada tres personas que sufrió un problema cardiovascular tuvo un segundo episodio por no controlar sus factores de riesgo. 

Buscar Por

e

El 29 de septiembre se celebró en todo el planeta el Día Mundial del Corazón y los especialistas hicieron hincapié en la necesidad de tomar conciencia de sobre la salud cardíaca.

Según el último informe del portal de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Argentina las ENT (enfermedades no transmisibles) representan el 77% de las muertes en nuestro país, y el 28% de ellas están representadas por las enfermedades cardiovasculares (ECV).

En nuestro país, entre los factores de riesgo más elevados se encuentran la obesidad, hipertensión, la inactividad física, el consumo de tabaco y el alcohol.

El informe indica que las ECV son la causa de mayor cantidad de muertes a nivel mundial, ya que, anualmente se cobran 17,3 millones de vidas.

Un sondeo realizado durante este mes por el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) denominado ‘Encuesta sobre Conciencia de Prevención Cardiovascular’ indicó que esta falta de control en los factores de riesgo propició que 1 de cada 3 pacientes (29,2%) vuelva a tener un segundo evento cardiovascular que requirió internación.

El trabajo sobre 120 pacientes (89 hombres y 31 mujeres) que padecieron un episodio cardiovascular como infarto coronario, angina de pecho o accidente cerebro vascular (ACV) mostró que antes de sufrir un episodio dos de cada tres individuos (70,8%) no se ocupaba de mantener conductas saludables y de controlar sus factores de riesgo.

Esa cifra cambió favorablemente a partir del hecho, donde el 93,3% de los pacientes se controlaban total o parcialmente. Sin embargo, luego de varios años, la mitad (52,1%) no tenía un buen control de los factores como la hipertensión, el colesterol elevado, sobrepeso, obesidad, sedentarismo, tabaquismo y diabetes.

Entre los motivos mencionados por los no cumplidores, figuran “porque se sentían bien” (34,7%), “falta de regularidad” (16,3%) o simplemente porque “las tareas habituales se lo impedían” (6,1%).

“Este relevamiento nos muestra la realidad que todos los médicos vemos a diario en nuestros consultorios, que es el desafío de lograr que las personas tomen conciencia y modifiquen sus conductas”, dijo Martín Cisneros, presidente del CACI.

“El hábito de fumar es la principal causa de enfermedad y muerte prematura prevenible en nuestro país y el mundo. Estudios observacionales han demostrado que el fumador activo tiene un 80% más de probabilidad de tener un infarto de miocardio o accidente cerebro vascular (ACV) en relación al no fumador”, detalló a Télam Mario Boskis, de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

En cuanto a la alimentación, Boskis mencionó que una dieta balanceada que incluya frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales integrales y poca grasa saturada ha demostrado que, junto a un incremento en el consumo de pescado y grasas saludables como el aceite de oliva, es capaz de reducir los eventos coronarios en forma significativa.

“Usa el corazón para cada corazón”

A los factores de riesgo modificables en lo que respecta a la salud, la Federación Mundial del Corazón (WHF de sus siglas en inglés) suma la falta de acceso al sistema de salud, contaminación y el factor psicosocial, bajo el lema “Usa el corazón para cada corazón”, para concientizar sobre las mejores maneras de usar el corazón para la humanidad, naturaleza y uno mismo.

Con respecto al primer pilar, la Federación mencionó que más del 75 % de las muertes por ECV ocurren en países de ingresos bajos a medianos, pero el acceso puede ser un problema en cualquier lugar.

En segundo lugar, la contaminación del aire es responsable del 25% de todas las muertes por ECV. Con respecto al último pilar del lema de este año, la Federación hizo hincapié en que el estrés psicológico puede duplicar el riesgo de sufrir un infarto.

La Secretaria de Salud Comunitaria de la Municipalidad de Córdoba, Liliana Montero.

Capacitan promotoras sociosanitarias

Organizada por la Secretaría de Prevención y Atención en Salud Comunitaria de Córdoba, 60 promotoras sociosanitarias de distintos centros de jubilados participaron de una jornada de capacitación en el CPC de barrio Jardín.

Las promotoras recibieron nociones de salud cardiovascular y debatieron estrategias de abordaje de la comunidad para favorecer la salud colectiva.

La capacitación estuvo a cargo de profesionales de la Dirección de Atención Primaria de la Salud (DAPS) y de la Dirección de Especialidades Médicas (DEM) de la Municipalidad de Córdoba.

La secretaría de Salud Comunitaria, Liliana Montero, dialogó con las mujeres sobre la importancia de abordar las enfermedades crónicas no transmisibles de manera articulada entre los centros de salud y las instituciones de los barrios, y destacó el concepto de “búsqueda activa” que hacen las voluntarias en los centros de jubilados. 

“Ustedes cumplen un rol fundamental, porque son el nexo principal entre la población de riesgo y la atención primaria de la salud. Gracias por su compromiso con la salud comunitaria”, dijo Montero a las 60 promotoras sociosanitarias.

Montero recordó que con esa misma estrategia, en virtud del programa conjunto que se realiza con la Secretaría de Políticas Sociales, Inclusión y Convivencia, más de 8.000 personas mayores que asisten a 69 centros de jubilados completaron sus esquemas de vacunación en el término de tres meses.

Cabe recordar que tanto la hipertensión, como la diabetes o el tabaquismo integran las llamadas Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), patologías de larga duración, lenta evolución y devastadoras consecuencias, por lo que resulta vital la educación y la prevención.